LA MIRADA ES EL PERSONAJE

Rothko, ese pintor al que amo, escribió una vez algo que, desde que lo leí por vez primera, no deja de acompañarme. Decía Rothko:

"Mi capacidad de mirar es tal que mis ojos terminarán por consumirse. Y este desgaste de las pupilas será la enfermedad que me llevará a morir. Una noche miraré tan fijamente en la oscuridad que terminaré dentro de ella"

Y por favor, no consideréis estas palabras como simple palabrería. Rothko acabó así, sumiéndose en el seno de la oscuridad.