LA REBELIÓN DE LAS ESTATUAS

 
Sigilosamente, la escultura repta hacia el durmiente. El dinosaurio de Monterroso despierta.